Prevenir el cáncer al pulmón es posible. Sí, y en noviembre, la Organización Mundial de la Salud (OMS), hace una invitación a prevenir los factores responsables del desarrollo de cáncer al pulmón, cambiando malos hábitos, por una vida sana que nos invita a inflar nuestros pulmones de aire y salud.

Los pulmones son los responsables del intercambio de gases. Extraen dióxido de carbono y agua de la sangre y los expulsan al exterior, al tiempo que toman oxígeno del aire y lo introducen en el torrente sanguíneo, que lo transporta a todos los rincones del organismo, cada día respiramos unas 20.000 veces. Muchos factores, incluyendo la genética, los contaminantes e irritantes ambientales y las enfermedades infecciosas, pueden repercutir sobre la salud de los pulmones y el sistema respiratorio y provocan problemas respiratorios, por este motivo es necesario cuidar de nuestros pulmones.

    

¡Hábitos que debes evitar!

  • Tabaquismo: El humo de los cigarrillos es tóxico para nuestro organismo, siendo la principal causa de cáncer al pulmón en el 70% de los casos que se registran en el mundo.
  • Sedentarismo: La falta de hábitos de ejercicio e inactividad, son factores que favorecen el desarrollo de cáncer. Por esto, una actividad física regular y el mantenimiento de un peso corporal saludable, reducen el riesgo de la aparición de tumores en el pulmón.
  • Alcohol: Para prevenir el cáncer al pulmón, el consumo de alcohol debe ser restringido, ya que está asociado al tabaco y estilo de vida sedentaria.
  • Contaminación ambiental: Nuestros pulmones y organismo se nutren de oxígeno, por esto la calidad del aire que respiramos a lo largo de nuestra vida sí influye en la ausencia o desarrollo de cáncer al pulmón.

Tips para fortalecer la salud de tus pulmones

  1. Mantén una dieta rica en frutas y hortalizas, estos vegetales pueden tener un efecto de protección contra muchos tipos de cáncer.
  2. Realiza rutinas de ejercicios que fortalezcan tu ritmo respiratorio, a medida que aumentes la actividad física tus pulmones se fortalecen.
  3. Ante emergencias o preemergencias ambientales, no realices actividades que requieran un esfuerzo físico, ya que inhalarás más partículas contaminantes de lo normal.
  4. Realizar una rutina de ejercicios de respiración antes de dormir te ayudará a oxigenar el organismo y a relajar tu cuerpo.
  5. Integra el ajo en tu dieta, este alimento tiene efectos muy positivos en la salud de los pulmones eliminando materiales nocivos que se acumulan en sus paredes, abriendo los bronquios y permitiéndonos respirar mejor.
  6. Toma 8 vasos de agua al día La hidratación es vital para la salud de tus pulmones. De hecho, su deshidratación se considera un factor de riesgo de enfermedades respiratorias, como el asma y la bronquitis crónica.
  7. Ayúdalos a depurarse Al igual que el hígado o el riñón, también necesitan «limpiarse» para eliminar impurezas.
    • Respirar vapor de agua con hojas de eucalipto (haciendo vahos) ayuda a desintoxicar las vías respiratorias.
    • El jengibre es también un buen antibacteriano y limpiador natural que puedes tomar en forma de infusión.

     

Artículos Relacionados